Loading...

Los huarpes milcayac dejaron su legado cultural mediante sus sistemas de riego artificial, que hicieron posible transformar el desierto en oasis. Esta tierra fue el confín austral del gran imperio incaico, cuya presencia aún está marcada por notables hitos culturales.
La llegada del conquistador español hizo de Mendoza la cabeza de puente de una de las corrientes colonizadoras más dinámicas. El idioma y la religión llegó con las primeras órdenes como los mercedarios, franciscanos, dominicos y jesuitas. La tradición atribuye a los primeros la instrucción de las primeras cepas, de las cuales nació la pujante vitivinicultura que distingue a la provincia. Antiguos conventos y templos son hoy la referencia de ese interesante pasado. Pero lo que más enaltece el pasado mendocino es el haber sido parte de la epopeya libertadora que aseguró la independencia de tres naciones. Con gente y recursos de esta tierra se gestó el Ejército de los Andes, que se atrevió a atravesar la cordillera y derrotar al ejército realista en Chile y en Perú.
Toda la historia de Mendoza y su influencia en el nacimiento y emancipación de la Nación está registrada en los distintos museos, bibliotecas, solares, como patrimonio histórico resguardado y exhibido al público en general.