Valle de Uco

By | 2017-09-22T14:15:17+00:00 21 septiembre, 2017|Lugares destacados|

Zona Valle de Uco
Tierra de Encuentros de paisajes y culturas. Somos el terruño del nuevo vino y somos la conjunción de saberes ancestrales con las nuevas culturas. Con el Cordón Frontal de la Cordillera de los Andes, engalanado por el Volcán Tupungato al Norte, el Río Tunuyán uniendo los pueblos desde el Oeste, el nacimiento de la meseta Patagónica al Sur y el Desierto de Huayquerías saludando cada días desde el Este.

El valle tiene altitudes que oscilan entre los 900 y los 1200 msnm, y está rodeado por las altas cumbres de los Andes. Es una zona muy fértil, con lluvias no muy abundantes y heladas casi diarias en los meses de junio, julio y agosto. Es un pasaje ideal para ser visitado gracias a la diversidad de actividades que se pueden realizar: turismo aventura, religioso, cultural, rural, el contacto con la naturaleza y los Caminos del Vino.

Con una temperatura promedio de 14ºC, una amplitud térmica muy alta (15ºC promedio), lluvias anuales de apenas 200 mm y más de 250 días soleados al año, la región reúne las condiciones indicadas para el cultivo de la vid, en especial las tintas. Las variedades más favorecidas son el Malbec (el varietal más característico de Argentina es también el predominante aquí), Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Pinot Noir, además de las blancas Chardonnay y Sauvignon Blanc.

Paseos y Excursiones

El Valle de Uco se destaca por sus bellezas naturales y sus paisajes de montañas verdes. Existen múltiples opciones para recorrer su geografía, desde el trekking y los paseos en bicicleta hasta las cabalgatas e incluso el rafting en sus ríos.

También se realizan salidas de día completo, con visitas al Mirador de las Estrellas y al Cristo Redentor.4​

Enoturismo

En forma cada vez más frecuente, visitantes locales y extranjeros están acercándose al Valle de Uco en busca de bodegas, catas, gastronomía y el confort de los lujosos hoteles boutique que proliferan en la zona. No se trata de fastuosos resorts, sino de alojamientos que tienen un especial cuidado por el diseño y, sobre todo, por el respeto hacia el medio ambiente del cual forman parte. Muchos de ellos son parte de las bodegas, como la Posada Salentein, de Bodegas Salentein, uno de los pioneros en el lugar, que también tiene un espacio destinado al arte en su centro cultural Killka.

Emprendimientos similares como The Vines Resort & Spa, Atamisque, Casa de Uco Resort o DiamAndes continúan la tendencia de combinar vinos y exclusivas habitaciones en medio de los viñedos.

About the Author: