El montaje de escenarios y distintos espacios dispuestos delante como detrás de escena ya se encuentra en su etapa final. Los artistas ya han podido subir al teatro a ver sus espacios y conocer el plan de contingencia.

Durante el mediodía, la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, junto al ministro de Planificación e Infraestructura, Mario Isgró, recorrieron el Teatro Griego Frank Romero Day para supervisar la obra de armado del escenario. Durante la visita fueron acompañados por el director de Producción Cultural y Vendimia, Alejandro Pelegrina.

El próximo sábado, 7 de marzo, Mendoza vivirá una nueva edición de la Fiesta Nacional de la Vendimia, que este año llevará por nombre Sinfonía azul para el vino nuevo. Luego, el domingo 8 y el lunes 9 de marzo, se realizarán las repeticiones de la fiesta con la actuación de Fito Paéz y Los Palmeras respectivamente.

Al respecto, Mariana Juri puso en valor a los “más de mil artistas que desde el sábado y durante tres noches nos deleitarán con esta fiesta. Estamos ajustando todos los detalles técnicos para que lo puedan disfrutar mendocinos y turistas. Estamos muy bien en los tiempos en los que se montan las cosas que ha pedido el equipo técnico para poder llevar a cabo esta fiesta”.

Este espacio a cielo abierto que hace años es escenario de los festejos vendimiales ya cuenta con el plan de contingencia y aprobación de Defensa Civil y fue visitado por asociaciones y sindicatos de todos los artistas y técnicos que participarán este año en la puesta en escena.

Por su parte, Isgró destacó: “El teatro Frank Romero Day es uno de los teatros a cielo abierto más importante de nuestro país, tiene varias décadas de existencia y lo conocemos generalmente por la Vendimia y, desde la época en la que se diseñó al día de hoy, ha crecido el espectáculo en cantidad de asistentes y también en cantidad de artistas, lo cual ha llevado al Departamento de Ingeniería del ministerio a pensar que este escenario debe ser versátil y que puede crecer para poder abastecer las necesidades de artistas, bailarines y quienes trabajen sobre el escenario y tras de él”.

El lunes 2 de marzo comenzaron los ensayos generales en el teatro griego con la totalidad de los artistas que participarán de Sinfonía azul para el vino nuevo.

“Los artistas vienen ensayando desde hace más de un mes y medio en distintos espacios de la provincia, como el Espacio Cultural, Julio Le Parc, la Nave Cultural y el Club Pacífico, entre otros. Anoche fue el primer día en que todos los artistas comenzaron a subir a reconocer sus lugares, ver dónde son sus camarines, dónde se trabaja, por dónde se aplica el plan de contingencia y cómo será la seguridad para ellos”, finalizó Juri.

El ministro de Planificación e Infraestructura agregó: “Lo importante es el sistema de estructuras que se arman para esta celebración y que están montadas también con un sistema de ingeniería de alta performance”.

Aún restan algunos detalles que, según se explicó desde la organización, “son lógicos para la fecha en la que estamos, ya que se montan a último momento para que no vayan a ser arruinados o rotos por tormentas o alguna inclemencia”.